Lo que debes saber sobre los ninjas

Es muy probable que a través de los medios conocidos, hayas visto la forma en como un ninja es caracterizado, el cual es un individuo que pintan como alguien invencible, sagaz y muy ágil en todas las artes que puedas imaginar.

Se les coloca como héroes en la pantalla gracias al conjunto de artes que deben dominar, y esto es muy comprensible ya que es atractivo que el protagonista de la película conozca todas las tretas necesarias para vencer a su oponente.

Sin embargo este tipo de películas poco se realizan, al menos en occidente, pero el mito continúa esparciéndose respecto a estos luchadores que por tanto tiempo estuvieron presentes en la cultura japonesa.

A final de cuentas, ¿Qué es un ninja?

Un ninja es un luchador contratado por los gobiernos o entidades poderosas para emprender un tipo de guerra diferente al de la lucha frontal, donde el sigilo es una politica, junto con el arte del disfraz y el dominio de distintas artes marciales.

A diferencia de los samurái, los ninja provenían de cualquier casta de modo que se evidenciaban prospectos de clase baja, y realizaban tareas poco honrosas, por lo que se les contrataba para labores de espionaje y militares.

En sus rituales no estaba contemplado el Seppuku, el cual es el suicidio que emprendían los samurái a fin de morir honorablemente. Era una casta totalmente distinta empleada para labores muy específicas.

La tradición ninja sobrevivió durante muchas épocas, desde el siglo XII hasta llegada la Segunda Guerra Mundial, aunque se desconoce si aún existen campos de entrenamiento de estos guerreros

Las habilidades de un ninja

A los ninja se les atribuye el manejo de todas las artes marciales posibles, así como la manipulación de armamento no de fuego, donde se incluyen las espadas, shurikens, nunchakus, arcos y flechas, entre otros.

Eran entrenados para la preparacion de pocimas de toda clase, donde se incluyen venenos, potenciadores de energia, y bombas quimicas que les permitian escapar de ataques.

Igualmente recibian el adiestramiento en el montaje a caballo, asi como aprender a trepar y escalar paredes de forma sigilosa, de modo que no fuesen descubiertos por el objetivo que deseasen penetrar.

No habia barrera que se resistiese a los ninjas, por lo que, los esfuerzos realizados por expertos de seguridad y cerrajeros 24 horas, estaban relativamente anulados, teniendo en cuenta que estos ninja recibian adiestramiento en cerrajería para invadir cualquier espacio.

 

 

El mito que prevalece

El hecho de que los ninjas fuesen unos virtuosos en una extensa gama de artes, a través de películas e historias se le han atribuido cualidades notables y hasta exageradas que sería ideal desmentir en esta nota.

Los ninjas no poseían cualidades sobrenaturales, pero al menos ese carácter les hizo crear una reputación de invencibilidad que intimidaba a sus enemigos.

Hoy en día se realizan actividades recreativas en honor a los ninja, y muchos parques temáticos incluyen a personajes de esta índole, siendo el culto de muchos que habrían querido unirse a estos clanes ancestrales.

 

¿Ayudan las artes marciales a evitar que se produzca un robo a mano armada?

Por mucho tiempo las artes marciales se han encontrado presentes entre nosotros, como método de ataque y defensa empleado en diversas circunstancias.

Muchas madres inculcan desde pequeños a sus hijos la necesidad de estar protegidos, ya sea inscribiéndole en clases de karate, tae kwon do o kempo, así como una forma de entretenerles por horas aprendiendo una nueva habilidad.

Ciertamente estas madres le hacen un gran bien a los hijos, en todo caso, los instructores de artes marciales hacen hincapié en que sea cual sea la disciplina, esta debe implementarse en casos de emergencia.

Y que mejor emergencia que un robo a mano armada, donde dependiendo del arma, es imperante ser muy frio antes de iniciar cualquier movimiento, ya que tanto tú como el maleante están nerviosos durante la perpetración de un robo.

Ya de aquí en adelante será decisión tuya, el resistirte en el robo, o luchar por lo que te pertenece, por lo que debes tener en cuenta ciertas consideraciones.

Asedio del ladrón por medio de arma blanca

Cuando no tienes noción alguna de cómo defenderte, quizás la mejor manera de afrontar el robo es no resistiéndote, pero si lo tuyo es el karate o el tae kwon do, quizás puedas hacer algo al respecto.

No es una cuestión fácil tomar una resolución en momentos como ese, ya que los robos son situaciones que generan mucha tensión entre los involucrados.

En todo caso, si un ladrón maneja una navaja o un cuchillo, deberás ser muy hábil con los reflejos ya que corres el riesgo de salir herido, pero no significa que no puedas esquivar el robo exitosamente.

Tratar de despojar al ladrón de su arma de fuego

Quizás hayas visto en la películas como los héroes son capaces de desarmar a los villanos, e incluso los enfrentan en masa, pero cuando nos trasladamos al mundo real, nos damos cuenta que la cosa no es como la pintan.

Al tratarse de un arma de fuego, incluso para los más experimentados, lo mejor es colaborar con el maleante, ya que ni siquiera existe la opción de huir, y lo mejor será confiar en el poder que tienen las balas.

Por supuesto, tendrás que asumir el hecho de acudir a una cerrajería y acudir a un cerrajero de urgencias en Gracia para que cambie los cilindros de tu casa, ya que desconoces si el ladrón irá por más, pues cabe la posibilidad que se haya apropiado de tus llaves y otros elementos.

¿Ayuda saber de artes marciales para evitar robos?

Los escenarios que se generan durante un robo son diversos, ya que el factor suerte tiene mucho que ver durante ese hecho, y se puede desplazar o bien al ladrón, o totalmente a tu favor.

En todo caso deberás ser muy analítico de la situación si lo que deseas es arriesgarte a defender los bienes de los que seas despojado, y en caso contrario no deberás tomar ningún riesgo, y dejar que los acontecimientos sigan su curso.

Ejercita también tu mente

A veces para mantener nuestro estado de paz interior, es necesario internalizar nuestros miedos, destacar nuestra fortaleces, tener mayor seguridad de quienes somos, que es lo que queremos y hacia dónde vamos. He conocido personas que con más de treinta años de vida, aún no saben lo que quieren en la vida. Parecen que pasan sus vidas, con un nivel de amargura innecesaria, pero porque parece que hablar sinceramente consigo mismo es muy difícil.

Vamos a liberarnos de tensiones, si somos adultos nadie puede decirnos lo que es bueno para uno mismo, solo tú sabes lo que más quieres o lo que más te conviene. Estoy segura que han encontrado a esas personas que se salen de control, fácilmente porque otras lanzan calificativos para molestar, efectivamente lo hacen pero porque estas personas en su interior han pensado que tienen razón en lo que dicen, incluso algunos padres pueden ejercer tales influencias en personas muy adultas.

Debemos partir de la idea de que no somos perfectos y tampoco se aspira a eso, vamos a relajarnos y a cometer nuestros propios errores, esperando que no se te haga costumbre, se puede mejor en lo que se quiere todos los días, siempre hay una nueva oportunidad para intentarlo. Como pues estar en paz consigo mismo, si en tu interior te sigues achacándose sus errores, lo que no has podido hacer y lo que has hecho mal.

No hay una receta para ser mejor persona, pero si hay maneras para encontrar la felicidad. Es como esos casos en donde sabes que tienes algo pendiente para estar tranquilo en tu casa como llamar a un cerrajero para resolver lo de esa cerradura dañada, pero no lo resuelves cuanto antes, gastas el dinero y aun sigues con el problema, como puedes estar tranquilo ante tal desventaja, ¿Qué es lo mejor? Ponle fin a tu debilidad contrata los cerrajeros de confianza y convierte tus debilidades en fortalezas.

La paz no está condicionada a una persona que esté cerca, solo debe ser de tu entera responsabilidad, porque entonces siempre tendrás la angustia de que cuando esa persona falle, tu mundo emocional, espiritual y hasta económico se pueda convertir en todo un caos, en el caso de las parejas, se cree que una vez que la otra persona acepta tener una relación, es responsable de hacerla feliz, es uno de los grandes errores que cometemos, nuestra felicidad depende de nosotros y para nosotros, tampoco eres responsable de la felicidad de otros.

He nombrado cada uno de las cosas que he recopilado de mi círculo social, lo que saca de un estado de paz o tranquilidad a las personas más cercanas que conozco incluso a mi propia persona, hay que aceptar las cosas como son, sin fantasear con que son de otras maneras, que hacen aumentar las expectativas que posiblemente no lleguen a ser cubiertas. La vida está llena de momentos hermosos que tú mismo los fábricas, mientras más feliz seas tú mismo, más felices haces a los demás e inclusos atraes más energías positivas y ves la vida con más colores.