Ejercita también tu mente

A veces para mantener nuestro estado de paz interior, es necesario internalizar nuestros miedos, destacar nuestra fortaleces, tener mayor seguridad de quienes somos, que es lo que queremos y hacia dónde vamos. He conocido personas que con más de treinta años de vida, aún no saben lo que quieren en la vida. Parecen que pasan sus vidas, con un nivel de amargura innecesaria, pero porque parece que hablar sinceramente consigo mismo es muy difícil.

Vamos a liberarnos de tensiones, si somos adultos nadie puede decirnos lo que es bueno para uno mismo, solo tú sabes lo que más quieres o lo que más te conviene. Estoy segura que han encontrado a esas personas que se salen de control, fácilmente porque otras lanzan calificativos para molestar, efectivamente lo hacen pero porque estas personas en su interior han pensado que tienen razón en lo que dicen, incluso algunos padres pueden ejercer tales influencias en personas muy adultas.

Debemos partir de la idea de que no somos perfectos y tampoco se aspira a eso, vamos a relajarnos y a cometer nuestros propios errores, esperando que no se te haga costumbre, se puede mejor en lo que se quiere todos los días, siempre hay una nueva oportunidad para intentarlo. Como pues estar en paz consigo mismo, si en tu interior te sigues achacándose sus errores, lo que no has podido hacer y lo que has hecho mal.

No hay una receta para ser mejor persona, pero si hay maneras para encontrar la felicidad. Es como esos casos en donde sabes que tienes algo pendiente para estar tranquilo en tu casa como llamar a un cerrajero para resolver lo de esa cerradura dañada, pero no lo resuelves cuanto antes, gastas el dinero y aun sigues con el problema, como puedes estar tranquilo ante tal desventaja, ¿Qué es lo mejor? Ponle fin a tu debilidad contrata los cerrajeros de confianza y convierte tus debilidades en fortalezas.

La paz no está condicionada a una persona que esté cerca, solo debe ser de tu entera responsabilidad, porque entonces siempre tendrás la angustia de que cuando esa persona falle, tu mundo emocional, espiritual y hasta económico se pueda convertir en todo un caos, en el caso de las parejas, se cree que una vez que la otra persona acepta tener una relación, es responsable de hacerla feliz, es uno de los grandes errores que cometemos, nuestra felicidad depende de nosotros y para nosotros, tampoco eres responsable de la felicidad de otros.

He nombrado cada uno de las cosas que he recopilado de mi círculo social, lo que saca de un estado de paz o tranquilidad a las personas más cercanas que conozco incluso a mi propia persona, hay que aceptar las cosas como son, sin fantasear con que son de otras maneras, que hacen aumentar las expectativas que posiblemente no lleguen a ser cubiertas. La vida está llena de momentos hermosos que tú mismo los fábricas, mientras más feliz seas tú mismo, más felices haces a los demás e inclusos atraes más energías positivas y ves la vida con más colores.

Una respuesta a “Ejercita también tu mente”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *