¿Por qué a los niños les gustan las artes marciales?

Los niños son unas esponjas y captan absolutamente todo lo que acontece en su entorno, ya que todos los días hay algo por descubrir y experimentar, siempre y cuando no atente contra los límites de su inocencia.

El colegio, los amigos, la televisión e internet son responsables de que el niño vaya teniendo tantos intereses, y disponen de tal energía que deben gastarla de alguna forma, aunque hay niños excepcionales que buscan actividades más tranquilas.

Uno de estos intereses tiene que ver con las artes marciales. Maestros de las diferentes disciplinas ven inicialmente el kung fu, el tae kwon do o el karate como un juego, y cuando se dan cuenta son ya expertos en una arte marcial específica.

Aunque es una razón de peso, son muchos los motivos que llevan a practicar artes marciales a los niños, los cuales mencionaremos a continuación.

Hace falta mucha fortaleza por parte de los padres y del niño en sí, por lo que resta decir que las artes marciales no son para todo tipo de personas.

  1. Episodios traumáticos de violencia

Los niños no solo retienen lo bueno rápidamente sino también lo malo, y experiencias traumáticas como robos, secuestros o daños contra su familia le invitarán a practicar cualquier arte marcial.

Cuando estos eventos ocurren en casa, los padres deben garantizar la seguridad de sus hijos y la propia, contratando cerrajeros que instalen dispositivos que mantengan el hogar en continuo resguardo.

Pero no nos desviemos demasiado, el ímpetu del niño debe ser canalizado para que lo aprendido en la disciplina de artes marciales se aplique para la defensa y casos de estricta emergencia.

  1. Influencia de los amigos del colegio

Siempre hay un niño en clase que exhibe lo que asimila en karate o tae kwon do, y los seres humanos desde niños manifiestan comportamientos de imitación, lo que motiva que nuestros hijos quieran hacer lo mismo.

Como expresamos en un comienzo, las artes marciales no son para todo tipo de niños, siendo altamente recomendables para chicos con hiperactividad o exceso de energía. Sin embargo no quiere decir que los niños más pasivos sean malos en este deporte.

Es difícil exigirle a un hijo que demuestre madurez ante la influencia de un niño que practique artes marciales, pero principalmente debes conocer si tu hijo es capaz de adaptarse al combate cuerpo a cuerpo.

  1. El Anime

Por muchos años el anime ha influido en que los niños busquen aprender diferentes tipos de artes marciales, aunque no en todos estos programas se manifiestan en que arte es experto el protagonista de la serie.

Es fundamental que los padres supervisen a los hijos en el momento que vean las caricaturas. Igualmente deben hablar con los instructores del arte marcial a fin de monitorear los progresos del niño en la instrucción.

Y por último, se debe alentar al chico para que no dañe a otros niños, ya que lo que se busca es que nuestro hijo aprenda a defenderse de las amenazas, aprenda un nuevo arte, y tenga mayor confianza en sí mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *